Comparte este articulo:

El Laboratorio de Desarrollo Infantil de la U-ERRE y su iniciativa de AIPI, trabajan con un fuerte compromiso para estimular nuevas ideas sobre cómo formular estrategias de intervención temprana más efectivas para reducir las diferencias entre los menores que reciben atención y aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

A finales del 2015, el Laboratorio Desarrollo Infantil de la Universidad Regiomontana creó la Aceleradora de Innovación Para la Primera Infancia (AIPI), cluster de México del Center on the Developing Child de la Universidad de Harvard. 

La AIPI es un laboratorio aplicado en la primera infancia. Forma parte de una red de investigadores, profesionales, y científicos que buscan traducir el conocimiento científico sobre la primera infancia a estrategias de alto impacto.

Las actividades iniciaron con la reunión de 40 mexicanos especializados en primera infancia, quienes reunidos en el CEDAE de la U-ERRE, conocieron el modelo y formaron equipos multidisciplinarios para posteriormente realizar diversos estudios etnográficos para detectar necesidades específicas en comunidades vulnerables dentro del territorio nacional. Este primer trabajo trajo consigo el diseño de 12 propuestas basadas en la metodología de Frontiers on Inovation (FOI), mismas que fueron evaluadas por un equipo internacional de expertos, resultando seleccionados 3 proyectos para ser fondeados y guiados por el equipo de FOI, área de investigación y desarrollo del Center on the Developing Child.

FOI desarrolló el IDEAS Framework Model, una propuesta de investigación e intervención estructurada, pero a la vez, con bastante flexibilidad que facilita la generación de ideas, desarrollo, implementación, pruebas, iteración y evaluación. Este proceso se construye con una comunidad de agentes de cambio comprometidos a compartir el aprendizaje, el conocimiento y los resultados, que, en el caso de México, está integrado por las organizaciones: Un Kilo de Ayuda, Dei Comunidad y el Hospital Infantil de México, Federico Gómez.

Todos ellos pretenden, en conjunto con la AIPI, probar nuevas estrategias para atender necesidades específicas en poblaciones vulnerables y no solamente compartir sus hallazgos, sino también aprender de otras experiencias internacionales.

Hoy la ciencia nos demuestra que las experiencias tempranas y el entorno afectan la arquitectura del cerebro en desarrollo durante los primeros años de vida. Éstas decidirán si la base del aprendizaje futuro es fuerte o débil.

Los programas y las políticas enfocadas en los primeros años de vida tienen un enorme potencial para establecer un camino más sólido para el desarrollo de los niños, especialmente aquellos que atraviesan algún tipo de adversidad. Es por eso, que el Laboratorio de Desarrollo Infantil de la U-ERRE y su iniciativa de AIPI, trabajan con un fuerte compromiso para estimular nuevas ideas sobre cómo formular estrategias de intervención temprana más efectivas para reducir las diferencias entre los menores que reciben atención y aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

19 December 2017

Aceleradora de Innovación para la Primera Infancia


AIPI y Kinedu

8220.4848
aipi@u-erre.mx

Edificio CEDAE 2do. Piso

09:00 a 18:00 hrs.

Noticias Relacionadas