Comparte este articulo:

Por Marlene Covarrubias

Exalumno de la carrera de Comunicación Social egresado en 1988, Héctor Romero Lecanda, originario de Nuevo Laredo, ha dedicado su vida laboral a construir espacios de convivencia y “puentes” de comunicación en las comunidades, a través de la cultura.

Apasionado de su carrera, inició como gestor cultural por su interés en tener eventos de mayor trascendencia en su ciudad natal, para que todos los involucrados se beneficiaran. Agradece a la U-ERRE el haber infundido en él su interés por el desarrollo humano.

“Yo le debo muchísimo a esta universidad… Mi deseo de ser gestor cultural es, sin duda, por esa formación humanista que me dio esta universidad”, dijo en entrevista.

Señaló que en su época como alumno de la U-ERRE no tenían las herramientas que existen actualmente, pero eso no detuvo a la Institución para ofrecerle excelente enseñanza.

“(En los 80) Era muy diferente, no teníamos esta infraestructura con que se cuenta ahora. Pero no era porque la U-ERRE careciera de ello, sino que simplemente era porque no existían las herramientas”, platicó.

Mostrando su orgullo por haber sido alumno de la Institución, agregó que tuvo grandes momentos durante sus estudios en la casa antigua frente a la Alameda de Monterrey, donde se impartía Comunicación en aquellos años.

“Aprendimos muchísimo porque tuvimos la oportunidad de trabajar con un equipo de producción -mi acentuación fue en producción-…”, recordó, “pero nos sentimos muy orgullosos de lo que pudimos hacer porque trabajamos también con mucha creatividad”.

Indicó que recuerda a sus buenos maestros y compañeros.

“Tuve muy buenos maestros, de los que recuerdo muchísimo y, sobre todo, grandes amigos que con todo y los años que han pasado y las distancias (ha radicado en Nuevo Laredo, Ciudad Victoria y otras ciudades), son amigos entrañables. Y eso me lo dio esta universidad”.

La actividad cultural siempre le interesó. Recuerda que él veía que llegaban a Nuevo Laredo algunos festivales de manera muy dispersa, así que empezó a tomar la iniciativa para generar proyectos que pudieran preservar el patrimonio y difundir la identidad de la zona.

Explica que lo hizo por iniciativa propia, por la satisfacción de ver cómo se transforman las comunidades con este tipo de actividades.

“Por gusto, hicimos desde aprender a organizar absolutamente todo lo de la logística, pero sin ninguna preparación académica. Solo por gusto. Poco a poco me fui involucrando y empecé a descubrir, gracias a los enlaces y al interés de aprender más del desarrollo cultural. Empecé a capacitarme, a acudir a diplomados, a talleres, de forma muy aislada. Hasta que pensé: ‘A esto me quiero dedicar”’.

Sobre todo porque la comunicación y la gestión cultural van de la mano, agregó. Así logró combinar en todo momento sus dos carreras y seguir aprendiendo, sobre todo de mercadotecnia cultural y mercadotecnia de las artes.

Durante más de 20 años, ha tenido la oportunidad de trabajar, desde la sociedad civil, en proyectos culturales, invitado por algunos alcaldes. Fue titular de Cultura del Gobierno Municipal de Nuevo Laredo, donde ganó la confianza de estos funcionarios para poder generar proyectos desde el inicio hasta su término. Un ejemplo de su trabajo es la creación del Centro Cultural Nuevo Laredo y del Museo Reyes Meza de Nuevo Laredo.

“También participamos en la creación de un espacio cultural que es maravilloso, que se llama Estación Palabra…  fue convertir una estación de ferrocarril abandonada en un centro de promoción de la lectura y de la palabra; está ubicado también a Nuevo Laredo. Son los principales proyectos en los que trabajé y me tocó arrancar”.

Comentó que al crear proyectos culturales inicia un aprendizaje mutuo entre él como gestor y los involucrados como comunidad.

“Ha sido un aprendizaje mutuo y constante…generar proyectos significa aprender con las comunidades y construir juntos. Eso para mí es lo más importante”.

Agregó que es muy positivo trabajar con gente joven que tiene metas y enfrenta retos.

“Me da siempre muchísimo gusto convivir con jóvenes que también tienen aspiraciones y tienen ganas de hacer algo por los demás”.

Así se crea ciudadanía, participando, aportando desde una micro-comunidad, que puede ser la familia, hasta trabajar en el barrio, la cuadra. Es posible hacerlo con herramientas que tienen que ver con la cultura como eje transversal para el desarrollo.

“Ahora festejamos cuando de repente hacen alguna actividad donde nos permiten que cierren las calles y que volvamos a caminar y andar con los perritos, con los niños y en las carriolas y en la bici, cuando debería ser un acto natural de todos los días esa convivencia”, reflexionó.

Es factible construir ciudadanía si se trabaja con el otro, si se reconoce al otro. Partir de la identidad y la cultura para construir ciudadanía.

“Esos son temas que me apasionan y en los que quiero seguir trabajando. Y esas herramientas me las dio también mi carrera de Comunicación. La Universidad Regiomontana me dio elementos de una formación humana y por eso estoy seguro que por eso decidí combinar la comunicación e irme por esa vocación como gestor cultural, que es ser un mediador”.

Señaló que ahora su trabajo lo realiza en colaboración con otros expertos.

“Trabajo con proyectos independientes, más siempre hay una codependencia con la gente, con organizaciones, con gobiernos”, mencionó.

Finalmente, depende también de los proyectos, más está conciente de que no puede hacerlo solo. Trabaja con gente que va conformando equipos de expertos que ha conocido a través de estos años: académicos, gestores culturales, sociólogos, artistas, promotores culturales.

A los alumnos que actualmente cursan sus estudios en la U-ERRE, los invitó a sentirse orgullosos de estar en la Institución.

“Deben sentirse muy orgullosos de estar en una universidad como la U-ERRE…Hay que aprovechar. También es cierto que a veces tomamos una carrera y la vida nos lleva por otro lado, más uno nunca termina de aprender. Les puedo decir los alumnos que no importa cuál carrera sea, sino que aprendan a ver todo con otros ojos. Aprendan a pensar más en el otro, a ser más humanos y a construir… a reconocer la diversidad con tolerancia y respeto”.

 

18 August 2017

Campus CentRo


Aulas I

Matamoros 430 Pte.,
entre Aldama y Rayón.

8220.4713

9:00 a 17:00 hrs.

Coordinación Exalumnos


Lucy Edaena Martínez

T. 8220.4600 ext. 3094
lemartinez@u-erre.mx

Edificio CEDAE Piso 1  (Matamoros 430 pte.)

09:00 - 18:00 hrs.

Noticias Relacionadas